HomeActualidadEmbajadores difieren en la OEA sobre caso Venezuela.

Embajadores difieren en la OEA sobre caso Venezuela.

Caracas, Venezuela. 28 de Marzo 2017

Red Puente Sur.

La sesión especial para discutir sobre la problematica dentro del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, transcurrio dentro de una larga discusión donde fue develada la estrategia injerencista de este organismo en manos del secretario general de esta organización, Luis Almagro

Dentro de esta sesión el embajador de Nicaragua, Luis Alvarado, rechazó la celebración de la convocatoria y ratificó el respaldo incondicional a Venezuela y al presidente Maduro pues la aplicación de la Carta contradice el derecho internacional, las normas de las Naciones Unidas y la igualdad jurídica. Para Alvarado, el consejo se convierte en un organismo de desestabilización, por lo cual Nicaragua pidió el cese de los ataques a Caracas pidiendo la suspensión inmediata del Consejo Permanente.

Por su parte, la embajadora de Canadá, intervino para aclarar que una vez que se solicita la suspensión de una sesión el consejo debe votar y contar con dos tercios de los votos.

Tras la ronda de votación que derivó en 20 votos a favor; 2 abstenciones; 11 en contra; 1 ausencia, se llevó a cabo la discusión del Orden del Día.

En las intervenciones de países como Costa Rica, Panamá, Perú y El Salvador expresaron el deseo de rescatar a Venezuela del deterioro del sistema de salud, de garantizar las condiciones mínimas de seguridad y solventar la crisis alimentaria marcada por el desabastecimiento.

Diversas naciones manifestaron su intención de ayudar al país en cualquier situación en la que necesite, apostaron por el diálogo y el entendimiento para solventar los problemas existentes, pero garantizando la soberanía y la no intervención en los asuntos del Estado.

El embajador de México sostuvo que el gobierno de México apoya las iniciativas regionales por encontrar una vía pacífica y constitucional, construyendo consensos siempre que ha sido posible, para buscar una salida a la crisis de Venezuela, para finalizar propuso que el tema sea discutido en una serie de sesiones no mayor a un mes.

Seguidamente el embajador de Haití aseguró que su delegación  no ha podido revisar el informe objeto de la sesión presentado por el secretario general, Luis Almagro, ya que no está en uno de los idiomas requeridos, por lo cual considera los señalamientos como un rumor. Así mismo señaló que convocar una reunión para hablar sobre un Estado miembro corresponde un reto para esa nación y reiteró que el diálogo es la única solución y apuesta porque el país puedo resolver sus conflictos sin intervención extranjera y resguardando su soberanía.

El delegado de Colombia fue enfático y pidió no ser indiferente ante la situación de Venezuela, “esto no se trata de un foro político, se trata de un foro que contribuya a resolver la crisis bajo un principio de cooperación”. Hizo un llamado a un reconocimiento mutuo que contribuya a la preservación de la democracia, solución de las coyunturas en tiempos razonables, que se lleven a cabo soluciones concretas, la liberación de presos políticos, la autonomía de la Asamblea Nacional, la celebración de comicios presidenciales este año y no aplazar más los comicios regionales y municipales. Finalizó indicando: “Insistimos en el diálogo como camino, con los actores que las partes acuerden”.

Estados Unidos, por su parte, urgió a las acciones “en solidaridad con la democracia venezolana” y señaló que el organismo debe atender la crisis de este país. “Todos queremos promover soluciones, todavía hay oportunidad de promoverlas antes que la crisis empeore “, afirmó.

En este sentido, el embajador estadounidense afirmó que la región “tiene que actuar con urgencia y claridad de propósito en Venezuela y salvaguardar la democracia e instituciones en Las Américas”. Respaldó la propuesta mexicana de hacer seguimiento mensual sobre Venezuela con un “consejo político” en el organismo, así como llamar a los mediadores del diálogo para analizar sus avances.

Brasil coincidió que ante el agravamiento de la crisis se hace “urgente” actuar sobre la crisis venezolana, pues sus efectos sobre la población son evidentes. Señaló que en el sureño estado de Roraima -fronterizo con Venezuela- hay “millones de venezolanos” que huyen de la profunda crisis.

Luis Almagro, secretario general del organismo, tomó la palabra para aclarar que no apoya ninguna intervención al gobierno venezolano, pero consideró “urgente” que se retome el hilo democrático en el país. “No respaldamos ninguna intervención, nuestros requerimientos es lo opuesto a un golpe de Estado”, afirmó el diplomático.

El viceministro de Exteriores de Venezuela, Samuel Moncada, rechazó totalmente la sesión realizada y acusó a todos los países que expresaron su preocupación sobre Venezuela de no conocer la realidad del país sobre el cual debaten.

Criticó a Almagro y dijo que “da risa” la forma en que actúa el uruguayo en comparación con lo que ocurre en Naciones Unidas. “Lo que este señor ha hecho está destruyendo al organismo, es una burla”, dijo. Lo acusó de ser “un instrumento” del poder.

Comments

comments

Rate This Article

e.neas.hl@gmail.com

No Comments

Leave A Comment