HomeDerechos HumanosVolkswagen ayudó a la dictadura brasileña

Volkswagen ayudó a la dictadura brasileña

Brasilia, Brasil. 15 de Diciembre 2017

Red Puente Sur

La automotriz alemana Volkswagen admitió ayer haber sido colaboracionista de la dictadura militar brasileña, a la cual le informaba sobre las actividades sindicales de sus trabajadores en el Gran San Pablo, por lo cual seis operarios fueron detenidos y otro torturado dentro de la fábrica.

Un informe solicitado por Volkswagen concluyó que hubo cooperación entre el equipo de seguridad industrial de la filial en Brasil y la dictadura militar del país.

El texto afirma, no obstante, que no fueron encontradas evidencias claras de que la empresa colaboró con el régimen a nivel institucional.

El estudio fue presentado este jueves (14) en la sede de la multinacional alemana en São Bernardo do Campo (SP).

Está firmado por el profesor alemán Christopher Kopper, que fue contratado por la montadora después de que ex empleados relataran ante la Comisión Nacional de la Verdad de Brasil casos de persecución.

“La VW de Brasil fue leal al gobierno militar brasileño y compartió sus objetivos económicos y de política interna. La correspondencia con la dirección en Wolfsburg [ciudad alemana] evidenció hasta 1979 un apoyo irrestricto que no se limitaba a declaraciones de lealtades personales”, informa el texto.

El informe señaló que en 1969 tuvo inicio una colaboración con los militares, sobre todo por medio de la actuación del entonces jefe del departamento de seguridad Ademar Rudge, ex oficial de las Fuerzas Armadas.

“Actuaba por iniciativa propia, pero con el conocimiento tácito de la dirección. Como no había obligación legal de reportar sobre aquellos que expresaran puntos de vista opositores, actuaba bajo su propia responsabilidad y con lealtad al gobierno militar”, escribió el historiador.

El sector de seguridad habría vigilado las actividades de los empleados y facilitado la detención de por lo menos siete de ellos.

“No encontré pruebas de que la dirección haya dado órdenes para que la seguridad industrial actuara de esta forma”, dijo Kopper a la prensa.

Según el historiador, la matriz alemana no estaba interesada en lo que sucedía en Brasil. Pero eso habría cambiado en 1979, con las huelgas del sector lideradas por el entonces dirigente sindical Luiz Inácio Lula da Silva.

A partir de ahí, dijo, la montadora inició una nueva gestión con base en valores democráticos y orientó a la filial a crear una comisión para dialogar con los empleados.

Fuente: Folha de S. Paulo

Comments

comments

Rate This Article

e.neas.hl@gmail.com

No Comments

Leave A Comment