HomePolítica (Page 21)

Enrique Ochoa Antich, quien participa en un grupo político bautizado como Los Despolarizados, anunció que prefiere abstenerse de votar en la consulta popular convocada por la MUD para este domingo 16 de julio, debido a que no comparte, de las tres preguntas, las dos últimas.

El dirigente opositor hizo pública su decisión de no votar en la consulta popular, a través de un artículo divulgado en la página digital Puntodecorte.com, en el cual esgrimió las razones que lo llevan a tomar tal determinación.

Consultado en torno al tema, aclaró que su primera decisión era votar, incluso más allá de las diferencias que tiene con la dirección política de la Mesa de la Unidad Democrática.

“Entre mis amigos y algunas organizaciones he sostenido que la MUD dejó de ser mi dirección política desde que escogió este último camino del 350. Yo digo que estoy a mil kilómetros de distancia del Gobierno, pero a 450 de la MUD, a veces más lejos, a veces más cerca, de acuerdo a lo extremista que se ponga, pero más allá de mis desacuerdos, había tomado la decisión de ir a votar”.

“Yo dije: ‘No me importa, tengo mis desacuerdos con la MUD, pero creo que vale la pena reconocer que se trata de un esfuerzo, porque están cambiando la calle sangrienta por un evento electoral o una consulta’ ”, aseveró.

Ochoa Antich reconoce que cualquier ciudadano u organización, incluso sin el Estado, tiene el derecho a organizar consultas de esa naturaleza, y pensaba que iba a ser simplemente una pregunta en contra de la Asamblea Nacional Constituyente.

“Pero cuando me le agregaron dos preguntas más, empecé a notar que lo que había era prácticamente una trampa, lo que llaman los cubanos una jiribilla, es decir, un truco para que a partir de la primera, al mismo tiempo se legitime con el voto del pueblo opositor la línea del grupo extremista que, a mi modo de ver, se ha posesionado de la MUD”, aseveró.

“Es esa línea del contrapoder, de vamos a constituir un poder paralelo, y además que no busca el diálogo ni la negociación. Por todas esas razones, y porque observo que esas dos preguntas siguientes convierten un evento que propicia la fractura en la sociedad venezolana, prefiero abstenerme”.

Aclaró que está totalmente en desacuerdo con la Constituyente convocada por Maduro, por considerar que es arbitraria,  hecha a la fuerza y contraviene la voluntad nacional. “Además creo que va a traer más violencia en la sociedad venezolana, y que en pocas palabras es un autogolpe de Estado”.

Planteó que en conversaciones con dos de sus amigos, Gonzalo Gómez, secretario general de Marea Socialista, y Felipe Mujica, del MAS,  les decía que si el mundo de Los Despolarizados hubiese tenido una dirección política más o menos consistente, él habría estado de acuerdo en convocar a votar sí por la pregunta uno, y no por las preguntas dos y tres. “Pero no veo que tengamos la capacidad para obtener un resultado exitoso, ya que eso implicaría tener presencia en las mesas electorales y chequear el escrutinio. Sin embargo,  creo que la inmensa mayoría del pueblo opositor le diría sí a la pregunta uno, pero no a las preguntas dos y tres”.

Documento con propuestas

Recordó que en esta semana se convocó a una rueda de prensa, durante la que se emitió un documento, con la presencia de organizaciones como el MAS, De Frente Con Venezuela, el movimiento del general Rodríguez Torres, el grupo de Claudio Fermín y el de Rafael Marín, la plataforma de Defensa de la Constitución, Marea Socialista, Gustavo Márquez y Gonzalo Gómez.

“En ese documento exigíamos que con urgencia los dos factores enfrentados de manera violenta se pasearan por la necesidad de un acuerdo. Nos basamos en varios puntos: En primer lugar, que el Gobierno renuncie o al menos ponga en el congelador la Asamblea Nacional Constituyente; esto último lo digo yo a título personal, pues creo que una Constituyente podría ser una salida, pero pactada. De hecho, en julio del año pasado le envié una comunicación privada a José Luis Rodríguez Zapatero, sugiriéndole que en las conversaciones entre los dos sectores se considerara esa posibilidad, pero una Constituyente que respete entre otras cosas el principio de la representación proporcional en el voto para que todo el mundo tenga una representación como la que le corresponde, y no estas bases comiciales que son verdaderamente antidemocráticas y violatorias de todo principio electoral democrático más elemental”.

Recordó que en segundo lugar, plantean que la oposición renuncie a la idea de la salida de Maduro ya. Aseguró que tiene información de primera fuente de que la oposición ha renunciado a tres negociaciones, porque no incluye la salida de Maduro ya,y obviamente el Gobierno en eso no va a ceder.

“Estamos proponiendo un cronograma electoral que comienza con elecciones regionales, inconstitucionalmente pospuestas, al igual que elecciones municipales este mismo año, aunque sean juntas en diciembre, y que la oposición acepte un cronograma electoral que termina en diciembre de 2018 con la elección presidencial, que Maduro llegue hasta 2018; si en el camino la situación es crítica y él renuncia, ya son otras las circunstancias, porque la renuncia es algo constitucional”.

“Pero nosotros consideramos que todo debe ser dentro del marco de la Constitución. En tercer lugar, promovíamos en ese momento, pero por supuesto era una ilusión, que la oposición pudiera renunciar a las preguntas a las que hemos hecho referencia de la consulta popular”.

No obstante, aseveró que como grupo político que tratan de conformar dentro del universo de Los Despolarizados, creen que es necesario sentarse a dialogar y a la negociación. “Se puede concertar una negociación, otras sociedades lo han hecho más fracturadas y con más violencia que la venezolana, para llegar de manera pacífica a un cronograma electoral que resuelva por la vía del voto las diferencias políticas que tenemos los venezolanos”.

“Por qué no votaré el 16-J”

Enrique Ochoa Antich escribió un artículo en el portal Punto de Corte Agencia de Información, el  14 de julio del presente año, titulado: “Por qué no votaré el 16-J”.

En dicho trabajo, el escritor y político expresó sus observaciones a las preguntas que los directivos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) formularán en una consulta programada para el domingo 16 de julio, sin la autorización del Consejo Nacional Electoral (CNE) y que han convenido en llamar “plebiscito”.

1.- Mi opinión desde el principio era que la cúpula extremista que se ha posesionado de la MUD no produciría ninguno de esos cambios solicitados, pues ellos amenazarían su propia hegemonía política al interior de la alianza.

2.- Tuve la disposición de votar en la consulta, pero al leer el contenido de las otras dos preguntas, sentí que estaba siendo víctima de una trampa: la primera pregunta era sólo el aperitivo para obtener del elector la aprobación/legitimación de la línea política adoptada por la MUD que de un tiempo a esta parte no comparto: la del maximalismo extremista, la del “¡Maduro, vete ya!” como única consigna.

3.-   A esta sensación primaria se agregaron varias declaraciones de supina irresponsabilidad política por parte de algunos voceros oficiales de la MUD, según los cuales el 16 es la Hora Cero y a partir de esa fecha, estaríamos entrando en la etapa decisiva.

4.- Una de las autoridades de la MUD llegó a decir en un programa de radio que antes del 30-J saldríamos de Maduro.  De inmediato me pregunté si votar aun sólo por la primera pregunta no era convertirme en comparsa de esa tragicomedia.

5.-  Como creo en la acumulación progresiva de fuerzas no sólo electoral, sino política, social e institucional; como el análisis de la correlación de fuerzas que hago no me permite suponer que porque la oposición al Gobierno sea del 80%, el 20% restante tenga tan poco poder que vaya a dejarse derrocar, como por lo tanto veo posible una nueva derrota y de seguidas más desesperanza aprendida, proveniente de la demagógica ilusión sembrada por algunos acerca de un cambio político inminente. Como soy partidario casi dogmático del diálogo y la negociación… y finalmente como las preguntas 2 y 3 constituyen una negación de mis convicciones y convierten la pregunta 1 sólo en una trapisonda y participar equivaldría a validar esa estrategia opositora, prefiero abstenerme de votar.

6.-  Si el 1 de agosto Nicolás Maduro amanece despachando desde Miraflores, si la ANC desplaza a la AN… los jerarcas de la MUD deberían mirarse en el espejo de lo que hacen los políticos europeos después de la derrota: reconocer con humildad su fracaso y renunciar a su vocería.

Con información de Notitarde